Lo mejor de 2018 según los colaboradores de DM.

Desde Dance Magazine, comparten lo que sus editores y escritores eligieron como sus eventos favoritos de baile del año 2018.
Aquí están los movimientos, los momentos y los creadores que les atraparon:

1 – La lección de historia más desgarradora: THEM

bailarines-de-THEM

Ishmael Houston-Jones (izquierda) y bailarines en THEM . Foto de Rachel Papo, cortesía de Blake Zidell & Associates

Originalmente realizada en 1986 en el apogeo de la epidemia de SIDA, THEM fue revivida este año en Performance Space New York justo cuando nuestra memoria colectiva de la crisis se avecinanaba peligrosamente al olvido. Creada por el coreógrafo Ishmael Houston-Jones, el compositor Chris Cochrane y el escritor Dennis Cooper, la pieza es una exploración brutal y vulnerable de la sexualidad gay y los horrores que el SIDA infligió a la comunidad artística. El elenco, un grupo juvenil, principalmente formado por hombres de color, reinterpretó apropiadamente la coreografía basada en la improvisación para un momento en el que tanto ha cambiado y, sin embargo, tanto no.

—Lauren Wingenroth, editora asistente

2 – El arte feminista que todos necesitamos: el vidrio de los motores de la gente

The-People-Movers-en-Glass

The People Movers en Glass . Foto de Chelsea Robin Lee, cortesía de Ladenheim

¿Qué sucede con una comunidad obligada a vivir bajo un techo de cristal? Glass un proyecto cinematográfico y de performance de Kate Ladenheim y The People Movers, manejó conceptos pesados ​​y embriagadores, como la misoginia interiorizada y el paradigma patriarcal, de una manera tan ingeniosa y entretenida como el intelectualmente estimulante. . Los cuatro artistas pintaron las uñas de la audiencia, se vistieron con un traje de pantalón y se apretaron los botones, y mostraron chuletas contemporáneas realmente suaves.

—Courtney Escoyne, editora asistente

3 – Re-interpretación más atrevida de un ballet clásico: Giselle de Dada Masilo

La Giselle de Dada Masilo no es bonita: la muerte del protagonista es perturbadora, no romántica; Los Wilis son terriblemente vengativos, sin delicadeza o lamentos. Un coreógrafo sudafricano, Masilo revela la violencia detrás de la trama amada. Cuando Giselle (bailada por la misma Masilo) es traicionada, golpeada y asaltada sexualmente frente a otros aldeanos, se burlan de ella y la culpan de ser tan tonta como para dejar que suceda, y nos recuerdan cómo han sido tratados los sobrevivientes desde mucho antes de que se levantara #MeToo.

—Jennifer Stahl, editor en jefe

4 – Placemaking más creativo: Center Aisle Blues de Laura Gutierrez

Laura-Gutiérrez-en-Center-Aisle-Blues

Laura Gutiérrez quería hablar sobre su herencia en Houston Tejano. ¿Qué mejor lugar para hacer eso que un Fiesta Mart, su lugar ideal para ir de compras, desde piñatas hasta vestidos de quinceañera? Para Center Aisle Blues Gutiérrez pasó semanas conociendo al personal y explorando su camino a través de la tienda, encontrando sus rincones y grietas. Su vocabulario iba desde un movimiento elegante y lineal hasta formas elaboradas de conectarse a los pasillos. Ella era completamente dueña de la idea de bailar en medio de un supermercado. La pieza terminó con ella parada en su automóvil en el estacionamiento del Fiesta vestida con una chaqueta con flecos brillantes, frente a una ciudad que aún se está recuperando después del huracán como un faro de esperanza. – Nancy Wozny, colaboradora

5 – La mejor danza de tap con doblaje de género: Las grandes alturas de Caleb Teicher

Caleb-Teicher

Caleb Teicher en Grandes Alturas. Foto de ADG Photography, cortesía de American Tap Dance Foundation

Tiene estilo. Él tiene velocidad. Y él tiene chutzpah. Esto lo sabemos. Pero, ¿alguna vez lo hemos visto bailar con pantalones cortos y zapatos de tacón alto? En el showcase Rhythm in Motion de la American Tap Dance Foundation, Caleb Teicher nos dejó pasmados con su solo de doblar el género Great Heights . Sus piernas golpeaban, pisoteaban y golpeaban el suelo antes de que se abalanzara sobre un taburete. Luego dio una patada y levantó una tormenta en esa posición elevada.

Wendy Perron, editora general

 

6 – Uso más creativo de accesorios: Mean Girls

¿Quién sabía que las bandejas plásticas para el almuerzo podrían detener un espectáculo de Broadway? En Mean Girls Casey Nicholaw intercambia zapatas por bandejas para crear efectos de percusión similares a los números clásicos de la canción y la danza. La cafetería con sede en “¿Dónde Perteneces?” es una canción irónica, y está deliciosamente exagerada.

Madeline Schrock, editora general

7 – Rendimiento más dinámico: Dorothée Gilbert en La Fille mal gardée

Dorothée-Gilbert

Dorothée Gilbert en La Fille mal gardée. Foto por Francette Levieux, cortesía de POB

Como Lise en Sir Frederick Ashton La Fille mal gardée Paris Opéra Ballet étoile Dorothée Gilbert poseía una traviesa y encanto que hizo que la audiencia se riera. Desde su paseo de actitud perfecta (apoyado solo por cintas) hasta su afilado trabajo de pies e incluso un ritmo cómico más agudo, la actuación de Gilbert fue tanto un sueño técnico como un sueño artístico.

—Marissa DeSantis, editora de estilo y belleza

8 – Mayor Boost to Ballet: Festival Unbound de San Francisco Ballet

Con 12 estrenos mundiales de artistas como Justin Peck, Annabelle Lopez Ochoa y Alonzo King, el Festival Unbound de San Francisco Ballet fue una mezcla heterogénea de baile de 17 días. Pero fue mucho más: los bailarines principales revelaron nuevos aspectos de su arte, los roles representados transformaron a los miembros del cuerpo en estrellas de la noche a la mañana y obras tremendamente imaginativas como Björk Ballet de Arthur Pita hizo que todos hablaran. En cada intermedio, el lobby de War Memorial Opera House se hizo eco de apasionados debates sobre qué funcionó, qué no funcionó y qué no se parecía a nada visto antes en el escenario de SFB. Unbound dio al ballet y al público un emocionante impulso de adrenalina.

Claudia Bauer, contribuyente

9 – Mejor avance: Lauren Lovette en Namouna de Alexei Ratmansky

Lauren-Lovette-y-Taylor-Stanley

Lauren Lovette y Taylor Stanley en Namouna. Foto de Paul Kolnik, cortesía de NYCB

De vez en cuando, una actuación parece revelar la esencia de un bailarín. Lauren Lovette siempre ha sido una vívida intérprete. Pero durante su debut en el fantástico cómic de Alexei Ratmansky Namouna, un Grand Divertissement la directora del New York City Ballet le impregnó un baile y una falta de inhibición que parecía nueva. “Le adapté el papel, levanté las pasiones y realicé las batallas para que sintiera que podía ser grande en el escenario”, dice Ratmansky sobre su colaboración. Ese empuje parece haber desatado algo en ella. Canalizando su personalidad ya distintiva a través de las excentricidades del papel, estaba más presente que nunca.

—Marina Harss, colaboradora

10 – Temporada de debut más prometedora: Terminus Modern Ballet Theatre

En cuatro obras de estreno mundial, la temporada inaugural de Terminus Modern Ballet Theatre en Atlanta ofreció un baile que era técnicamente prístino y altamente entretenido. Enfrentando lluvias torrenciales de primavera, Tara Lee The Vertical cerró la temporada al aire libre con una mirada juguetona y sincera al envejecimiento. Ya sea en la comunidad o en un teatro tradicional, los cinco miembros fundadores de la compañía, todos los ex bailarines del Ballet de Atlanta, han demostrado que saben lo que se necesita para presentar un espectáculo memorable.

—Candice Thompson, colaboradora

11 – Juego de baile más inventivo: La bestia en la jungla.

Susan Stroman podría haber pasado el resto de sus días después de The Producers simplemente dirigiendo y coreografiando en una vena similar, estupendamente exitosa. Pero se fue de Broadway, y este año se superó a sí misma con The Beast in the Jungle en el Teatro Vineyard. Reclutando los extraordinarios talentos de Irina Dvorovenko y Tony Yazbeck, utilizando múltiples vocabularios de baile, y yendo a una historia de Henry James de 1903 para reunir material, ella reunió lo que ella llama una “obra de baile”, y fue completamente fascinante. La partitura inspirada en el vals de John Kander se extendió por la gama de emociones, y su coreografía también lo hizo, desde un pas de deux increíblemente romántico hasta un desgarrador y desgarrador solo, con una fantástica bestia imaginaria con múltiples cabezas en el medio.

—Sylviane Gold, colaboradora

12 – Tendencia más deliciosamente inesperada: danza contemporánea en videos musicales

Este año, Florence Welch y Akram Khan trabajaron juntas en “Big God”, de Florence + The Machine; Emma Portner creó un movimiento para el “agua caída” de Maggie Rogers; y Sidi Larbi Cherkaoui coreografió “APESHIT”, de Beyoncé y Jay-Z. Los artistas musicales de alto perfil que contrataron a coreógrafos contemporáneos parecían ser la tendencia de 2018, incluso para la música que tradicionalmente no se considera “dancy”. Estas colaboraciones dieron a la danza contemporánea una plataforma más grande y mostraron lo que puede aportar a cualquier estilo de música.

—Kelsey Grills, editor de participación de la audiencia

Esperemos desde babylon que esta noticia haya sido de vuestro agrado, y hayais podido disfrutar de los videos y obras que os hemos mostrado.
Esta noticia ha sido extraida de Aquí

By |2018-12-01T18:21:07+00:00diciembre 1st, 2018|Baile|0 Comments